jueves, 19 de febrero de 2015

Jamie Dornan, Paul Spector y Grey, la intensidad de su interpretación

Acabo de terminar de ver la segunda temporada de la serie inglesa The Fall, y debo decirlo, me quedé sin aire y sólo podía exclamar OMG!!. No entraré en detalles para quienes tengan  curiosidad de verla la puedan descubrir y sorprenderse por su cuenta, sólo puedo decir que la misma trata de un asesino en serie que mata a sus víctimas luego de acosarlas, torturarlas y violarlas, y que el mismo tiene  a la policía pisandole los talones. Dicho así, podríamos pensar, ¿quien quiere ver algo asi?  Y sin embargo quienes disfrutan de series como Criminal Minds, simplemente no pueden dejar de verla, estoy segura de que les atrapará.
Jamie Dornan encarna a este personaje bastante oscuro, y para mi gusto, la intensidad de sus expresiones faciales, hacen que sea perfecto para el papel. No necesita decir casi nada, de hecho, su personaje es de poco hablar, pero cuando lo hace vemos que Paul Spector esconde una mente que fríamente calcula cada paso a seguir.
Y después vemos a Jamie Dornan como Christian Grey. Muchos dijeron, entre todas las críticas que le lanzaron a la película, generalmente sin siquiera haber leído el libro, que Jamie no estuvo a la altura de Grey. Para mi gusto, sin embargo,así como supo meterse en la piel de este pervertido asesino, supo vestir  los costosos trajes del señor Grey, que le quedaron a la medida, y no solo porque estuvieran cortados perfectamente, ya que de nada le hubiera servido un traje si no sabía cómo llevarlo, pero no hablo sólo de ropa, hablo de volverse Christian Grey.
Su papel, de hombre serio, dominante y reservado, a quien un huracán llamado Anastasia logra hacer tambalear, estuvo bien desarrollado. Al principio de la película vemos a un Grey bastante estirado y serio, y a medida que interactua con la chispeante Ana, sus defensas van cediendo, volviéndolo un poco más humano, claro que un nos esperan dos libros más de la trilogía, mucho más Grey por descubrir, mucho más, es la esperanza, de Jamie en su papel.
En resumen, sólo puedo decir que en estos dos personajes Jamie demuestra una innegable naturalidad, propia de quien sabe lo que hace.  Jamie Dornan es un gran actor y quiero ver mucho más de él.