lunes, 27 de junio de 2011

En vano

Horas de soledad y tristeza
lágrimas que se derraman en vano
El canto de las aves colma el cielo
y se escucha el viento en los árboles
hay paz, sol, vida
Pero parece en vano
Como las lágrimas, como los sueños
Sin un norte, sin un sendero
Solo soledad, quietud, desesperación!
Ver la vida correr y no poder alcanzarla
Todo parece en vano
Todo se hace gris y va perdiendo vida
Todo ya es nada, vacío y soledad

miércoles, 22 de junio de 2011

Con los pies descalzos...


Con los pies descalzos camino por la playa mientras en mi mente esta tu sonrisa, hace ya tiempo que mi brújula perdió su norte y las señales se borraron del camino, solo la inmensidad de tus ojos parece iluminar mi sendero.
Pero, si no te tengo
solo el vacío como la playa desierta se abre ante mi
y los sueños fluyen como el mar, perdiéndose en la inmensidad de la noche gris
Será que así viviré mis dias, soñando sin tenerte
sintiendo el frio y la soledad crecer en mi
Y ¿qué puedo hacer?
Si solo a tí me conduce el camino
Si parece que no hay lugar en mi corazón para nadie más
Aunque no te tenga
Aunque sola para siempre este
Y quien le habla de razones al corazón cuando este se aferra a alguien
cuando sueña y se pierde en quimeras que van más alla de uno
no hay explicación


domingo, 19 de junio de 2011

Sólo un sueño

Suspiros y deseo
tus besos colmando cada sentido,
cada partícula de mi ser,
caricias que llenan oxigenan mi alma
como una brisa que se renueva
Y tus palabras en mis oídos cantando melodias de amor
Pero no, todo es un sueño, solo una gris quimera
Mas no quiero despertar
Afrontar el frio de la noche a solas
descubrir que solo me rodea la soledad,
el oscuro abismo donde la caída no tiene fin
Soledad, muerte, penurias
no hay siquiera una pisca de luz
Ni una llama de ilusión que diga
que talvez un día
este sufrimiento deje de desangrar mi corazón por ti
Si pudiera, no despertaría
si pudiera, solo te soñaría


jueves, 16 de junio de 2011

En blanco

A veces quiero escribir, sin parar y sin medida, pero, sentada ante la pantalla de la computadora de pronto la mente se pone en blanco, y, aunque afloren miles de ideas, ninguna parece florecer para formar una historia.
El cansancio, el estrés... las razones son muchas, pero el deseo de sacar afuera un montón de sentimientos no para, dolor, soledad, amor, incomprensión.. y luego más soledad, soledad que es a veces de hielo y en otras, se presta para formar historias que pretenden tapar su existencia... Y surgen luego los poemas, llenos de dolor y de deseo, ansiosos de cambiar la realidad y el día a día, y prestar un poco de luz a tanta tiniebla. Y así, vamos por la vida, vegetando a veces más que viviendo, sobreviviendo aunque sin mucha voluntad.
Otra página que queda en blanco, mientras hay tanto que decir.

lunes, 13 de junio de 2011

Huellas en la arena

Un viejo poema por todos conocidos, pero que siempre es bueno volver a leer... Especialmente cuando estamos desanimados

Huellas en la Arena

(Anónimo)

Una noche en sueños vi
que con Jesús caminaba
junto a la orilla del mar
bajo una luna plateada.
Soñé que veía en los cielos
mi vida representada
en una seria de escenas
que en silencio contemplaba.
Dos pares de firmes huellas
en la arena iban quedando
mientras con Jesús andaba
como amigos conversando.
Miraba atento esas huellas
reflejadas en el cielo
pero algo extraño observé
y sentí gran desconsuelo.
Observé que algunas veces
al reparar en las huellas
en vez de ver los dos pares,
veía sólo un par de ellas.
Y observaba también yo
que aquel sólo par de huellas
se advertía mayormente
en mis noches sin estrellas.
En las horas de mi vida
llenas de angustia y tristeza
cuando el alma necesita
más consuelo y fortaleza.
Pregunte triste a Jesús:
“¡Señor, Tú no has prometido
que en mis horas de aflicción
siempre andarías conmigo…?
Pero noto con tristeza
que en medio de mis querellas
cuando más siento el sufrir
veo sólo un par de huellas.
¿Dónde están las otras dos
que indican Tu compañía
cuando la tormenta azota
sin piedad la vida mía?
Y, Jesús me contestó:
con ternura y comprensión;
"Escucha bien, hijo mío,
comprendo tu confusión.

Siempre te amé y te amaré,y en tus horas de dolorsiempre a tu lado estarépara mostrarte Mi Amor.Mas si ves solo dos huellasen la arena al caminar,y no ves las otras dosque se debieran notar,es que en tu hora afligida,cuando flaquean tus pasos,no hay huellas de tus pisadasporque te llevo en Mis brazos".


Photos
Photos Comments